Poemaseningles





TRADUTTORE TRADITORE

Acerca de
Poemas en Inglés es un blog que pretende acercar poemas de lengua inglesa al castellano
Frases
"Por principio, toda traducción es buena. En cualquier caso, pasa con ellas lo que con las mujeres: de alguna manera son necesarias, aunque no todas son perfectas"

Augusto Monterroso

-La palabra mágica-

"Es imposible traducir la poesía. ¿Acaso se puede traducir la música?"

Voltaire

"La traducción destroza el espí­ritu del idioma"

Federico García Lorca
Archivos
Charles Tomlinson -Death of a poet-
miércoles, 9 de julio de 2003
Death of a poet
Charles Tomlinson (England, 1927 - )


i.m. Ted Hughes

It was a death that brought us south,
Along a road way that did not exist
When the friendship was beginning death has ended.
How lightly, now, death leans
Above the counties and the goings-on
Of loud arterial England. I see
A man emerge out of a tent,
Pitched at a field's edge, his back
Towards the traffic, taking in
The flat expanse of Sedgemoor, as if history
Had not occurred, the drumming tyres
Creating one wide silence.
Oaks stand beside their early shadows.
Sun makes of a man's two shadow-legs
Long blades for scissoring the way
Across yet one more meadow, shortening it.
Hardy's river -Parrett, Yeo, Tone-
Flash flood waters at us. Then,
As the flatlands cede to patchwork Devon,
Again you cannot quite foretell the way
Dartmoor will rise up behind its mists,
As solid as they are shifting. Sun,
Without warning, sets alight the fields,
In anticipation of that other unison
As fire enters body, body fire,
And every lineament gone, dissolves
The seal and simplification of human limits.
Mourners drift out of church,
Standing watching the slow cortège
Of car and hearse wind through the street
Entangles our departure, hedges
Zapped spruce against the expectation
Of another spring. Scarcely time,
To recall the lanes we walked in or the coast
That heard our midland and his northern voice
Against a wind that snatched their sounds.
The small hawk caught the light
Below us, crossing the Hartland bays
Over endless metamorphoses of water.
Voice-prints, like foot-prints, disappear
But sooner, though more lingeringly
They go on fading in the air.
We join the highway that is England now.
The moon, a thin bronze mirror ;
Reflecting nothing, a rush of cloud
Suddenly effaces. The line of oaks
That at morning stood beside their shadows
Are shades themselves on our return.


Muerte de un poeta

i.m. Ted Hughes

Fue una muerte lo que nos trajo al sur,
por una autopista que no existía
al nacer la amistad que la muerte ha cerrado.
Con qué delicadeza se tiende ahora la muerte
sobre los intercambios y condados
de esta Inglaterra nuestra,
radial y ensordecida. Veo a un hombre
emerger de una tienda junto a un prado,
dando la espalda al tráfico, abarcando los amplios
llanos de Sedgemoor como si la historia
los hubiera evitado, en el ancho silencio
creado por las llantas percutientes.
Los robles se incorporan entre sombras tempranas.
El sol muda las sombra de sus piernas
en largas tijeras que se abren paso
por un nuevo sembrado, recortándolo.
Y los ríos de Hardy —Parret, Yeo, Tone—
derraman su caudal a nuestro paso.
Luego, ya en la campiña remendada de Devon,
será imposible predecir el modo
en que Dartmoor emerge de una bruma
tan móvil como densa. Sin aviso,
el sol prende en los campos,
anticipando esa otra unión y entrada
del fuego en el cuerpo, el cuerpo en el fuego,
que borra los contornos y disuelve
el sello y simplificación de los límites humanos.
La multitud se esparce en torno de la iglesia
y sigue con los ojos la lenta procesión
del coche funerario, al pairo por las calles
de la nada final. Una malla de sendas
enreda nuestro adiós y pone un cerco
de setos repulidos al deseo
de nuevas primaveras. Apenas queda tiempo
para rememorar las sendas o la costa
que oyeron nuestros acentos dispares
contra un aire avariento de sonidos.
Debajo de nosotros, por las radas de Hartland,
los pequeños halcones se emplumaban de luz
sobre las infinitas metamorfosis de las aguas.
Las huellas de la voz se desvanecen
antes que las pisadas; mas su eco
late aún, se prolonga en el oído.
Buscamos la autopista que es Inglaterra ahora.
El espejo de bronce de la luna,
clausurado por nubes súbitas,
entra en la opacidad. Y la hilera de robles
que lanzaba al amanecer sus sombras
es ya una larga sombra a nuestra vuelta.

Versión de Jordi Doce

Etiquetas:

posted by Torre @ 7:10  
0 Comments:
Publicar un comentario en la entrada
<< Home
 
Sobre el autor
  • Para localizar un poema determinado utilizar la secuencia Ctrl+F y escribir la palabra correspondiente.
  • Para ponerse en contacto con el autor del Blog

  • Los poemas de este blog pueden aumentar con tu colaboración, si tienes alguna traducción de algún poema de lengua inglesa que te guste y quieres enviárnosla, será bienvenida.
Poetas
Otros
Entradas Anteriores
Blogs que visito
Blogs amigos
Buscadores
    Google
    Google Aquí­
Recursos

Directorio Web - Directorio de Páginas Webs

blogs

Blogarama

Literature Blogs - Blog Top Sites

Unión de Bloggers Hispanos

eXTReMe Tracker