Poemaseningles





TRADUTTORE TRADITORE

Acerca de
Poemas en Inglés es un blog que pretende acercar poemas de lengua inglesa al castellano
Frases
"Por principio, toda traducción es buena. En cualquier caso, pasa con ellas lo que con las mujeres: de alguna manera son necesarias, aunque no todas son perfectas"

Augusto Monterroso

-La palabra mágica-

"Es imposible traducir la poesía. ¿Acaso se puede traducir la música?"

Voltaire

"La traducción destroza el espí­ritu del idioma"

Federico García Lorca
Archivos
Oscar Wilde -Ballade de Marguerite-
domingo, 13 de abril de 2003
Ballade de Marguerite
Oscar Wilde (Ireland, 1854 - 1900)


(Normande)

I am weary of lying within the chase
When the knights are meeting in market-place.

Nay, go not thou to the red-roofed town
Lest the hooves of the war-horse tread thee down.

But I would not go where the Squires ride,
I would only walk by my Lady’s side.

Alack! and alack! thou art over bold,
A Forester’s son may not eat off gold.

Will she love me the less that my Father is seen,
Each Martinmas day in a doublet green?

Perchance she is sewing at tapestrie,
Spindle and loom are not meet for thee.

Ah, if she is working the arras bright
I might ravel the threads by the fire-light.

Perchance she is hunting of the deer,
How could you follow o’er hill and meer?

Ah, if she is riding with the court,
I might run beside her and wind the morte.

Perchance she is kneeling in S. Denys,
(On her soul may our Lady have gramercy!)
Ah, if she is praying in lone chapelle,
I might swing the censer and ring the bell.

Come in my son, for you look sae pale,
The father shall fill thee a stoup of ale.

But who are these knights in bright array?
Is it a pageant the rich folks play?

’Tis the King of England from over sea,
Who has come unto visit our fair countrie.

But why does the curfew toll sae low
And why do the mourners walk a-row?

O ’tis Hugh of Amiens my sister’s son
Who is lying stark, for his day is done.

Nay, nay, for I see white lilies clear,
It is no strong man who lies on the bier.

O ’tis old Dame Jeannette that kept the hall,
I knew she would die at the autumn fall.

Dame Jeannette had not that gold-brown hair,
Old Jeannette was not a maiden fair.

O ’tis none of our kith and none of our kin,
(Her soul may our Lady assoil from sin!)

But I hear the boy’s voice chaunting sweet,
“Elle est morte, la Marguerite.”

Come in my son and lie on the bed,
And let the dead folk bury their dead.

O mother, you know I loved her true:
O mother, hath one grave room for two?


Balada de Margarita

(Normanda)

-Estoy cansado de quedarme en la selva
mientras los caballeros se reúnen en la plaza del mercado.

-No, no vayas a la ciudad de tejados rojos
por temor a que las herraduras de los caballos de combate te hieran.

-No, no iré al sitio donde cabalgan los escuderos:
me contentaré con ir al lado de mi dama.

-¡Ay, ay! ¡Eres demasiado temerario!
El hijo de un leñador no ha nacido para comer en plato de oro.

-¿Me amará ella menos porque en cada San Martín
sale mi padre vestido con un jubón verde?

-Quizá está ella ocupada en bordar un tapiz.
El huso y la lanzadera no te convienen.

-¡Ah! Si ella trabaja en un suntuoso tapiz
podré desenredar los hilos a la luz del hogar.

-Quizá ella galopa cazando gamos.
¿Cómo seguirla por montes y por mares?

-¡Ah! Si cabalga con la corte
podré correr a su lado y tocar el allalí.

-Quizá está arrodillada en San Dionisio
(¡que Nuestra Señora tenga piedad de su alma!).

-¡Ah! Si ella reza en la capilla solitaria,
podré balancear el incensario y tocar la campana.

-Entra, hijo mío, tienes la cara muy pálida
y tu padre te llenará una jarra de cerveza.

-¿Pero quiénes son esos caballeros de ricos vestidos?
¿Hay algún espectáculo donde se reúne la gente rica?

-Es el rey de Inglaterra, que ha pasado el mar
para visitar nuestro hermoso país.

-¿Pero por qué suena tan quedamente el cubrefuego
y por qué esas gentes enlutadas caminan en fila?

-¡Oh! Es por Hugo de Amiens, el hijo de mi hermana,
que yace muerto, pues le llegó su día.

-No, no, pues veo claramente unos lirios blancos.
No es un recio varón el que nace en el ataúd.

-Es la viejecita doña Juana, que guardaba el pórtico;
estaba yo segura de que moriría en los primeros días de otoño.

-Doña Juana no tenía esos cabellos de oro viejo;
la vieja doña Juana no era una linda muchacha.

-No es ninguna persona de nuestra clase ni de nuestra familia
(¡que Nuestra Señora la preserve de todo pecado!).

-Pero si oigo la dulce voz infantil que canta:
«¡Ha muerto Margarita!».

-Entra, hijo mío; acuéstate
y deja a los muertos enterrar a sus muertos.

-¡Oh madre, ya sabéis cuán sinceramente la amaba!
¡Oh madre!, ¿una sola tumba es bastante ancha para dos?

Versión de Julio Gómez de la Serna y E. P. Garduño

Etiquetas:

posted by Torre @ 20:18  
0 Comments:
Publicar un comentario en la entrada
<< Home
 
Sobre el autor
  • Para localizar un poema determinado utilizar la secuencia Ctrl+F y escribir la palabra correspondiente.
  • Para ponerse en contacto con el autor del Blog

  • Los poemas de este blog pueden aumentar con tu colaboración, si tienes alguna traducción de algún poema de lengua inglesa que te guste y quieres enviárnosla, será bienvenida.
Poetas
Otros
Entradas Anteriores
Blogs que visito
Blogs amigos
Buscadores
    Google
    Google Aquí­
Recursos

Directorio Web - Directorio de Páginas Webs

blogs

Blogarama

Literature Blogs - Blog Top Sites

Unión de Bloggers Hispanos

eXTReMe Tracker